sábado, 6 de junio de 2015

DÍA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE

Ayer era un día especial donde celebramos el día mundial del medio ambiente. En esta ocasión quiero proponerte la generación de menos basura. No es por nosotros, es por nuestro medio.

Estos consejos que hoy te doy, ya los sabía antes y, a lo mejor, tú también, sin embargo, este día tan especial para este planeta es bueno recordarlo.

1.- Lleva a casa menos materiales que van a la basura: A la hora de hacer compras, ve al súper o al colmado o bodega con una bolsa reutilizable. Ahora los puestos de venta las están dando, pero no haces nada con dejarla en casa. Prefiere las botellas de vidrio retornable a las de plástico, puesto que tienes menos basura. Los demás envases los puedes reutilizar.

 


2-  Reusa: Esos frascos, botellas, sobres que por obligación debes adquirir o comprar, no los botes, dale una nueva utilidad. Haz maceteros, conserva granos en los botes de cristal, convierte un vestido en una hermosa falda o viceversa, etc.


3.- Utiliza la composta: Esos restos de frutas, verduras, flores marchitas, cascarón de huevos sirven para elaborar composta. Este es un tipo de abono para las plantas y buenos nutrientes para la tierra.



4.- Reflexiona y planifica: así como haces una planificación para la compra mensual, semanal o diaria, siéntate de una manera consciente. Si no necesitas comprar algo que tenga un envase nocivo, por más en especial que esté en la tienda, no lo compres. Lleva a la cafetería tu taza y evitas consumir un vaso desechable. Haz una mezcla  casera de vinagre y agua para las limpiezas profundas, sobre todo de espejos o cristales, cerámicas y aluminio y así evitarás los químicos para limpieza que vienen enfrascado y que luego terminan estos frascos en la basura. Preferir vasos de cristal, platos de loza y servilletas de tela en vez de desechables, es más trabajoso, puesto que hay que lavarlos, pero el medio nos lo agradecerá y el bolsillo también.



¿Y qué de los pañales desechables? Se ha calculado que un niño necesita alrededor de 65000 pañales entre su nacimiento y los tres años. Además, estos residuos tardarían unos 5000 años antes de su composición.

5.- Repara: Si algo va a la basura, que sea porque ya no tiene reparación. Un electrodoméstico, una ropa, un zapato, es algo que, al dañarse tiene reparación. cuesta menos que comprar otro y no termina tirado en el bote de basura sin necesidad.



6.- La técnica de segunda mano es muy buena. Compra usado, vende lo usado y, si no te resulta, dona lo usado, a lo mejor a ti no te sirva, pero a cualquier otra persona sí. Si no encuentras a quien donarlo, en cada ciudad hay centros de beneficencia que te pueden recibir lo que le llevas con mucho agrado. En este caso, también sirvan los intercambios. A lo mejor a ti un pantalón no te guste o te quede, pero a alguien de tu familia sí. Organiza un día de intercambio, así te acercarás más a la familia que ya no ves, te divertirás mucho y evitarás tirar esas cosas viejas tuyas.



7.- Cocina específicamente lo que te vayas a comer. Si eres como yo y te gusta cocinar la comida de varios días y a tu familia no le hace daño esta técnica, asegúrate de que esté bien refrigerada o que la congeles bien para que no se dañe y sírvele a cada quien la ración que se vaya a comer. Si alguien quiere un poco más sirve un poco más, así evitas tirar residuos de comida cocinada que no sirve ni para abono.



8.- Separa los residuos en contenedores de colores diferentes. Uno para papel y cartón, uno para cristales no reutilizables, uno para plásticos, otro para metal y/o aluminio y uno para materia orgánica. 



9.- Promover un centro de acopio de basura. Cada familia en tu comunidad puede unirse a ti para la correcta recolección de residuos. Pero no tiene sentido separar la basura si no le das la utilidad necesaria. Con ella puedes hacer una de estas opciones: Hacer artes manuales y venderlas, teniendo así un negocio propio o un ingreso extra o más bien, llevándolos a un centro de reciclaje y también obtener un ingreso extra por ello.



10.- Este esfuerzo no debe ser individual. Por el contrario, cuando seas tocado por el espíritu de cuidar tu medio para que la tierra sufra menos por tu causa, promoverlo. Haz que otras personas te ayuden. Inicia por ti, por tu casa y tu familia, luego por tu comunidad y tus amigos y verás que pronto, no digo todos, pero muchos habremos decidido cuidar el medio ambiente y ganar dinero con ello.

TODOS POR EL PLANETA!!!