jueves, 25 de junio de 2015

UNA VIDA SIN BASURA

Hola a todos. ¡Dios les Bendiga! Bienvenidos un día más a el blog de Merylois Recicla. En esta ocasión vengo a iniciar el desarrollo del Post anterior: Día Mundial del Medio Ambiente, en el que publiqué las cosas que podemos hacer para preservar el Medio.

Después de terminar mi artículo y subirlo a la web, fui a la cama satisfecha por el trabajo cumplido, sin embargo, al otro día inicié a preparar mi otro artículo (este) y los demás para desarrollar mi tema. Navegando y navegando me encontré con algo que me hizo sentir alegría ¡Este es el tema! Pero después me hizo sentir la mujer más hipócrita del mundo. He conocido vía Internet la vida de Lauren Singer. Una joven Newyorkina que tiene más de dos años sin generar basura.


He entrado a su blog y es genial. aquí tienes un enlace de su blog llamado La basura es para tontos (Traducido al Español). Lauren Singer.

Estoy inspirada en ella, porque ella tomó una decisión de no generar más basura en su vida, cuando se sintió una hipócrita. Ella protestaba por esas grandes compañías petroleras, reciclaba y reutilizaba, así como yo y tal vez como cada uno de ustedes que están leyendo este artículo. Pero un día que fue a abrir su nevera se dio cuenta de que todo lo que compraba estaba empacado en algo que al final terminaba siendo basura. Entonces decidió vivir una vida sin plástico. Comenzó a llevar sus bolsas reutilizables a los supermercados y a llenarlos con productos a granel.

Para mí esta es una decisión muy difícil porque vivo en República Dominicana, que aún no tiene la conciencia suficiente para la preservación del medio ambiente. He visitado todos la mayoría de los supermercados de mi país y en todos los que he ido te obligan a llevar una, dos, cinco, cincuenta fundas plásticas a tu casa, mientras más fundas lleves, eres el cliente favorito de los supermercados. Entonces he decidido que algunos productos en granos los compro en el colmado y en mi propia funda o, cuando vaya a hacer la compra en el súper, reciclar las fundas. En la web podemos encontrar grandes ideas para hacer con fundas de plásticos y de paso conseguimos un dinerito extra.

   

Pero después de conseguir una vida con cero plástico vio que había algo más. Como toda mujer a ella le gusta ir de compras, pero ahora lo hace con conciencia, ahora compra de segunda mano y, redujo significativamente sus posesiones: lo que no usa, lo vende en segunda mano lo regala o lo dona.
 

Pero también fabrica sus propios productos de limpieza y de belleza.


Ella tiene su propia empresa que ayuda a la preservación del Medio Ambiente, donde todo lo que fabrica y produce hace conciencia ecológica.

Con apenas 23 años de edad y ha tomado la decisión más grande de su vida que ha causado un gran impacto para ella, para los que la rodean y para aquellos que la conocemos aunque sea virtualmente. Ella es un ejemplo a seguir.

En mi primer punto del artículo pasado decía que debemos llevar a casa menos materiales que van a la basura. Si es esta nuestra decisión, debemos comenzar como Lauren Singer, por el comencipio. Decidiéndonos a vivir una vida de cero basura. ¿Que va a ser fácil? No. Pero tampoco para ella lo fue y ya lleva aproximadamente 3 años sin generar basura.

A partir de entonces he tenido una visión diferente. Ese mismo día me di cuenta de que estaba sacando 5 bolsas de basura diarias al camión, todas llenas. Una ardua labor ¡Hipócrita yo! Sin embargo hoy puedo decir que duro 4 días sin cambiar las bolsas de mi zafacón. ¿Milagro? No lo sé. Lo que sí sé es que no ha sido fácil para mí, aún me falta, ahora debo limpiar y limpiar mi casa y mi rincón del reciclaje sin botar tanta basura. Debo decidir no botar más basura. Luego les escribiré cómo me va. Hasta una próxima entrega!








No hay comentarios:

Publicar un comentario