jueves, 25 de junio de 2015

UNA VIDA SIN BASURA

Hola a todos. ¡Dios les Bendiga! Bienvenidos un día más a el blog de Merylois Recicla. En esta ocasión vengo a iniciar el desarrollo del Post anterior: Día Mundial del Medio Ambiente, en el que publiqué las cosas que podemos hacer para preservar el Medio.

Después de terminar mi artículo y subirlo a la web, fui a la cama satisfecha por el trabajo cumplido, sin embargo, al otro día inicié a preparar mi otro artículo (este) y los demás para desarrollar mi tema. Navegando y navegando me encontré con algo que me hizo sentir alegría ¡Este es el tema! Pero después me hizo sentir la mujer más hipócrita del mundo. He conocido vía Internet la vida de Lauren Singer. Una joven Newyorkina que tiene más de dos años sin generar basura.


He entrado a su blog y es genial. aquí tienes un enlace de su blog llamado La basura es para tontos (Traducido al Español). Lauren Singer.

Estoy inspirada en ella, porque ella tomó una decisión de no generar más basura en su vida, cuando se sintió una hipócrita. Ella protestaba por esas grandes compañías petroleras, reciclaba y reutilizaba, así como yo y tal vez como cada uno de ustedes que están leyendo este artículo. Pero un día que fue a abrir su nevera se dio cuenta de que todo lo que compraba estaba empacado en algo que al final terminaba siendo basura. Entonces decidió vivir una vida sin plástico. Comenzó a llevar sus bolsas reutilizables a los supermercados y a llenarlos con productos a granel.

Para mí esta es una decisión muy difícil porque vivo en República Dominicana, que aún no tiene la conciencia suficiente para la preservación del medio ambiente. He visitado todos la mayoría de los supermercados de mi país y en todos los que he ido te obligan a llevar una, dos, cinco, cincuenta fundas plásticas a tu casa, mientras más fundas lleves, eres el cliente favorito de los supermercados. Entonces he decidido que algunos productos en granos los compro en el colmado y en mi propia funda o, cuando vaya a hacer la compra en el súper, reciclar las fundas. En la web podemos encontrar grandes ideas para hacer con fundas de plásticos y de paso conseguimos un dinerito extra.

   

Pero después de conseguir una vida con cero plástico vio que había algo más. Como toda mujer a ella le gusta ir de compras, pero ahora lo hace con conciencia, ahora compra de segunda mano y, redujo significativamente sus posesiones: lo que no usa, lo vende en segunda mano lo regala o lo dona.
 

Pero también fabrica sus propios productos de limpieza y de belleza.


Ella tiene su propia empresa que ayuda a la preservación del Medio Ambiente, donde todo lo que fabrica y produce hace conciencia ecológica.

Con apenas 23 años de edad y ha tomado la decisión más grande de su vida que ha causado un gran impacto para ella, para los que la rodean y para aquellos que la conocemos aunque sea virtualmente. Ella es un ejemplo a seguir.

En mi primer punto del artículo pasado decía que debemos llevar a casa menos materiales que van a la basura. Si es esta nuestra decisión, debemos comenzar como Lauren Singer, por el comencipio. Decidiéndonos a vivir una vida de cero basura. ¿Que va a ser fácil? No. Pero tampoco para ella lo fue y ya lleva aproximadamente 3 años sin generar basura.

A partir de entonces he tenido una visión diferente. Ese mismo día me di cuenta de que estaba sacando 5 bolsas de basura diarias al camión, todas llenas. Una ardua labor ¡Hipócrita yo! Sin embargo hoy puedo decir que duro 4 días sin cambiar las bolsas de mi zafacón. ¿Milagro? No lo sé. Lo que sí sé es que no ha sido fácil para mí, aún me falta, ahora debo limpiar y limpiar mi casa y mi rincón del reciclaje sin botar tanta basura. Debo decidir no botar más basura. Luego les escribiré cómo me va. Hasta una próxima entrega!








sábado, 6 de junio de 2015

DÍA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE

Ayer era un día especial donde celebramos el día mundial del medio ambiente. En esta ocasión quiero proponerte la generación de menos basura. No es por nosotros, es por nuestro medio.

Estos consejos que hoy te doy, ya los sabía antes y, a lo mejor, tú también, sin embargo, este día tan especial para este planeta es bueno recordarlo.

1.- Lleva a casa menos materiales que van a la basura: A la hora de hacer compras, ve al súper o al colmado o bodega con una bolsa reutilizable. Ahora los puestos de venta las están dando, pero no haces nada con dejarla en casa. Prefiere las botellas de vidrio retornable a las de plástico, puesto que tienes menos basura. Los demás envases los puedes reutilizar.

 


2-  Reusa: Esos frascos, botellas, sobres que por obligación debes adquirir o comprar, no los botes, dale una nueva utilidad. Haz maceteros, conserva granos en los botes de cristal, convierte un vestido en una hermosa falda o viceversa, etc.


3.- Utiliza la composta: Esos restos de frutas, verduras, flores marchitas, cascarón de huevos sirven para elaborar composta. Este es un tipo de abono para las plantas y buenos nutrientes para la tierra.



4.- Reflexiona y planifica: así como haces una planificación para la compra mensual, semanal o diaria, siéntate de una manera consciente. Si no necesitas comprar algo que tenga un envase nocivo, por más en especial que esté en la tienda, no lo compres. Lleva a la cafetería tu taza y evitas consumir un vaso desechable. Haz una mezcla  casera de vinagre y agua para las limpiezas profundas, sobre todo de espejos o cristales, cerámicas y aluminio y así evitarás los químicos para limpieza que vienen enfrascado y que luego terminan estos frascos en la basura. Preferir vasos de cristal, platos de loza y servilletas de tela en vez de desechables, es más trabajoso, puesto que hay que lavarlos, pero el medio nos lo agradecerá y el bolsillo también.



¿Y qué de los pañales desechables? Se ha calculado que un niño necesita alrededor de 65000 pañales entre su nacimiento y los tres años. Además, estos residuos tardarían unos 5000 años antes de su composición.

5.- Repara: Si algo va a la basura, que sea porque ya no tiene reparación. Un electrodoméstico, una ropa, un zapato, es algo que, al dañarse tiene reparación. cuesta menos que comprar otro y no termina tirado en el bote de basura sin necesidad.



6.- La técnica de segunda mano es muy buena. Compra usado, vende lo usado y, si no te resulta, dona lo usado, a lo mejor a ti no te sirva, pero a cualquier otra persona sí. Si no encuentras a quien donarlo, en cada ciudad hay centros de beneficencia que te pueden recibir lo que le llevas con mucho agrado. En este caso, también sirvan los intercambios. A lo mejor a ti un pantalón no te guste o te quede, pero a alguien de tu familia sí. Organiza un día de intercambio, así te acercarás más a la familia que ya no ves, te divertirás mucho y evitarás tirar esas cosas viejas tuyas.



7.- Cocina específicamente lo que te vayas a comer. Si eres como yo y te gusta cocinar la comida de varios días y a tu familia no le hace daño esta técnica, asegúrate de que esté bien refrigerada o que la congeles bien para que no se dañe y sírvele a cada quien la ración que se vaya a comer. Si alguien quiere un poco más sirve un poco más, así evitas tirar residuos de comida cocinada que no sirve ni para abono.



8.- Separa los residuos en contenedores de colores diferentes. Uno para papel y cartón, uno para cristales no reutilizables, uno para plásticos, otro para metal y/o aluminio y uno para materia orgánica. 



9.- Promover un centro de acopio de basura. Cada familia en tu comunidad puede unirse a ti para la correcta recolección de residuos. Pero no tiene sentido separar la basura si no le das la utilidad necesaria. Con ella puedes hacer una de estas opciones: Hacer artes manuales y venderlas, teniendo así un negocio propio o un ingreso extra o más bien, llevándolos a un centro de reciclaje y también obtener un ingreso extra por ello.



10.- Este esfuerzo no debe ser individual. Por el contrario, cuando seas tocado por el espíritu de cuidar tu medio para que la tierra sufra menos por tu causa, promoverlo. Haz que otras personas te ayuden. Inicia por ti, por tu casa y tu familia, luego por tu comunidad y tus amigos y verás que pronto, no digo todos, pero muchos habremos decidido cuidar el medio ambiente y ganar dinero con ello.

TODOS POR EL PLANETA!!!